Los 10 hechizos más poderosos de la saga Harry Potter

En "Encantamientos" es donde se forman los grandes magos. Tal vez parezca fácil, pero es un arte extremadamente complicado. Si bien primero ha de escogerte la varita a ti en Ollivander’s, después has de aprender a manejarla a tu voluntad, utilizando desde hechizos menores a hechizos que requieren un mayor poder. Hay algunos que servirán para abrir las puertas con las cerraduras más fuertes, como Alohomora, otros que acercarán cualquier objeto lejano, como Accio, y otros que aunque servirán para hacer levitar objetos, costará aprender a pronunciar como Wingardium Leviosa.

 

De entre todos, uno de los más útiles es el Expecto Patronum, con el que has de llenarte de recuerdos felices para ahuyentar a los dementores, y si te enfrentas a otro mago tal vez podrías inmovilizarlo con Petrificus Totalus, o aturdirlo con un Desmaius. Si aun con todo esto pierdes la batalla, siempre podrás utilizar Braquiam Emendo para curarte y recomponer tus huesos.

 

¡Y cuidado! Has de recordar nunca pronunciar las maldiciones imperdonables, que sólo pronuncian los súbditos de quien-vosotros-sabéis: Crucio, el hechizo torturador, Imperio, con el que harás que cualquier persona actúe a tu voluntad, y Avada Kedavra, con el que le quitas la vida a otra persona al instante.

 

 

Imagen: B_kowsky / www.Pixabay.com